Leyendo "El Principito"

5/09/2013

Si me preguntasen cual es el libro que más veces he leído no tendría duda, si me preguntasen cuántas, no sabría que responder. Y es que creo que no exagero si os digo que me habré leído "El Principito" aproximadamente un millón de veces.

La primera vez fue cuando se lo mandaron leer en el cole a mi hermana mayor. Lo que lloré! No me pareció nada justo que la serpiente lo engañara, porque eso es lo que pensé. Al leerlo por segunda vez cambié de opinión, la serpiente le había hecho un favor ayudándole a volver junto a su flor. Y es que creo que es un libro que cambia según sea tu estado de ánimo cuando lo lees y eso lo hace un poco mágico.


Hay gente que cree que está sobrevalorado, pero para gustos los colores. A mi personalmente me ha ayudado en varias ocasiones a explicar cosas a las niñas. Por ejemplo, el otro día Teresa me pidió que cogiéramos al petirrojo del jardín y le metiéramos en una casita para que no se volviese a marchar. Le expliqué que probablemente había migrado a un lugar más cálido y que volvería en primavera (eso, o estaba cansado de que las enanas le atiborrasen de pan) No se le podía encerrar porque se pondría triste, lo que teníamos que hacer era domesticarle para que volviese siempre.

Y por supuesto, hubo pregunta ¿qué es domesticar? (Los niños están programados para preguntarlo todo, no se les escapa ni una) Y yo inmediatamente me acordé del Principito: "significa crear lazos". Vale, no les dije eso porque tampoco lo iban a entender, pasé al siguiente párrafo "Todavía no eres para mí más que un niño parecido a otros cien mil niños. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro parecido a otros cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo. Yo seré para ti único en el mundo..." (Ay! qué bonito)

En realidad me limité a explicarles, al igual que el zorro, que primero tendría que sentarse lejos y observarle callada, cada día podría ir acercándose mas, hasta que el pájaro se acostumbre a ella. Lo cierto es que no ha funcionado, pero es que es muy difícil para una niña de cinco años mirar a un pajarito durante mucho rato!

Bueno, como me enrrollo! Lo que quería contar en realidad es que desde hace mucho tiempo colecciono ediciones del libro en distintos idiomas ¿Qué por qué si no los entiendo? Cosas más raras se han visto, y al fin y al cabo, como me lo sé de memoria tampoco hace mucha falta.

El caso es que pensando en las niñas he añadido un ejemplar más a mi colección (en realidad me lo trajeron los reyes, que son muy sabios y saben lo que necesito!)




Cada día les cuento una de sus historias, y les dejo jugar levantando solapas y moviendo pestañas.








Así aprenden sobre lo importante que es mantener tu planeta limpio y ordenado (o en una versión más doméstica, su cuarto de jugar)


Cumplir con tus tareas es una gran responsabilidad, si no que se lo cuenten al perezoso que descuidó tres arbustos de baobabs!


Crear lazos tiene su lado triste cuando tienes que marcharte, pero si los lazos son fuertes, no se romperán por mucho que te alejes!

A ellas les encanta! Y a vosotros, ¿os gusta "El Principito"?

Besos, Cristina

P.D. Muchas gracias a Saint Exupéry por tan precioso libro. Seguro que está junto a su amiguito, viendo puestas de sol siempre que quieran...

2 comentarios :

  1. Me gusta encontrar amantes del Principito por el mundo. Humildemente le dejo el link de mi página para que pueda visitarla y aportar y compartir con todos esa pasión. ¡¡Gracias!!

    https://www.facebook.com/ElPrincipitoNoEsSoloUnLibroParaNinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantará visitarla!! Que bonito es saber que se comparten gustos por todo el mundo. Un beso enorme!

      Eliminar

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
popstrap.com